un espacio cultural que conecta con el resto del mundo a nuestro estado y región...

Bienvenidos amigos todos...Es nuestra modesta intención que el presente BLOG sirva al colectivo guariqueño para dar a conocer al resto de Venezuela y al mundo, todo aquello que exalte nuestra cultura, valores humanos, inquietudes y proyectos.

De la misma manera nuestro blog estará siempre dispuesto a difundir, a Venezuela y al mundo, los valores propios y universales de nuestra condición humana y social...

JUAN YÁÑEZ, les saluda y les da la bienvenida desde nuestro modesto rincón en San Juan de los Morros, la capital del Estado Guárico, en Venezuela.

jueves, 9 de febrero de 2012

Barranco moral


09-Feb 06:22 am|El Nacional (Caracas)
Se ha perdido el respeto por la cosa pública, por la defensa de los bienes del Estado y de los principios republicanos que intentó sembrar Simón Bolívar con escasos resultados

El mandatario nacional Hugo Chávez | Eduardo Mayorca / EFE
Mientras el Presidente organiza rumbosos desfiles militares e invita a cuanto fantasma del pasado le pasa por la cabeza para que le hagan comparsa, el país se arruina no sólo en lo económico sino en lo moral. Se ha perdido el respeto por la cosa pública, por la defensa de los bienes del Estado y de los principios republicanos que intentó sembrar Simón Bolívar con escasos resultados.

Quienes se hacen llamar hijos de Bolívar (cosa imposible porque el Libertador era estéril y no dejó descendencia a pesar de que sexó nacional e internacionalmente) no tienen la menor vergüenza en meterle mano al tesoro nacional y enriquecerse.

No sólo como ministros, jefes de Pdvsa o presidentes de empresas del Estado, sino como simples funcionarios de medio o bajo rango, a través de una red de cobros de comisiones, con el pásame algo o bájate de la mula que recorre como una culebra venenosa cualquier trámite ante una instancia pública o la solicitud de un crédito agropecuario en un banco oficialista.

El Presidente se queja de que los bancos no dan créditos agrícolas, pero las primeras que rompen esa regla son las entidades financieras del Estado, que están en mora con respeto a la multitud que acude a esas oficinas y, supuestamente, se les pide un anticipo para "mover" el trámite. Pero si el peticionario se baja por anticipado, lo estafan y jamás le mueven el crédito.

Cuando se trata de ricos de nuevo cuño o extranjeros de cuya riqueza nadie da confianza porque no son productores que llevan años labrando la tierra y dejando en cada surco su sudor, entonces funciona la facilidad y la rapidez de los créditos en los bancos públicos.

Pareciera que nadie investiga de dónde salió tanto dinero para adquirir tierras por doquier y además acondicionar con galpones, caminos asfaltados y pistas para avionetas.

Esa súbita riqueza queda demostrada en los últimos años en el transcurso de los cuales han sido atrapados, deportados o extraditados decenas de narcotraficantes colombianos y mexicanos.

Los venezolanos se preguntan cómo es posible que vivieran aquí, pagaran sus cuentas de electricidad, de gas, de consumo en supermercados y manejaran grandes sumas de dinero sin que las autoridades se percataran de estas irregularidades, sin que nadie notara que algo había de raro en los movimientos de cuentas bancarias de estos bandidos.

¿Qué nos indica esto? Pues que hay peligrosamente un barranco moral que, al igual que México, nos ha ido penetrando lentamente en todos los estratos de la sociedad. Hoy Venezuela es un paraíso para que los narcotraficantes y los paramilitares compren favores, dobleguen a las policías y creen sus propias redes de apoyo al interior del Estado venezolano.

Si bien el Gobierno ha tratado de desligarse de la insurgencia colombiana, lo cierto es que un aliado como el Partido Comunista de Venezuela, integrante del Polo Patriótico, insiste en justificar el narcotráfico de las FARC y el ELN.

EL BLOG OPINA
                                   Es imposible quedarse callado en las actuales circunstancias por la que atraviesa la nación. ¿Hasta dónde quiere llegar el actual desgobierno que se arroga todos los poderes y se desinteresa por gobernar? Esto es precisamente un cocoliche, un mejunje de descabelladas ideas, el producto de un desbarajuste emocional del primer mandatario. En un país normal ya habría renunciado o obligado ha hacerlo para  salvaguardar las instituciones del estado y la integridad de sus habitantes. La reacción ante todo esto puede originar una situación imposible de predecir con exactitud, pero con seguridad sería de mucha confusión e inconveniencia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada