un espacio cultural que conecta con el resto del mundo a nuestro estado y región...

Bienvenidos amigos todos...Es nuestra modesta intención que el presente BLOG sirva al colectivo guariqueño para dar a conocer al resto de Venezuela y al mundo, todo aquello que exalte nuestra cultura, valores humanos, inquietudes y proyectos.

De la misma manera nuestro blog estará siempre dispuesto a difundir, a Venezuela y al mundo, los valores propios y universales de nuestra condición humana y social...

JUAN YÁÑEZ, les saluda y les da la bienvenida desde nuestro modesto rincón en San Juan de los Morros, la capital del Estado Guárico, en Venezuela.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Obama dice que el opositor venezolano Leopoldo López “merece ser libre”


El presidente estadounidense critica la “creciente represión” de la sociedad civil

SILVIA AYUSO Nueva York 24 SEP 2014 – EL PAÍS MADRID


Obama habla durante un evento de la Iniciativa 'Global Clinton' este martes. / S. P./POOL (EFE)

De no haber sido por los hombres y mujeres “comunes y corrientes” que en su momento trabajaron para abolir la esclavitud en Estados Unidos y más tarde a favor de los derechos civiles, el país no tendría hoy un presidente negro. Quien lo recordó fue el propio Barack Obama este martes en Nueva York, en un acto sobre la importancia de la sociedad civil celebrado en los márgenes de la Asamblea General de Naciones Unidas en el que acusó a países como Rusia o Venezuela de estar “vilipendiando” y reprimiendo cada vez más a un colectivo “esencial” para el buen funcionamiento de una democracia.

MÁS INFORMACIÓN
La represión de las protestas en Venezuela genera fisuras en el seno del chavismo
China intensifica la represión contra activistas y disidentes del régimen
Obama pide al presidente de Vietnam que respete los derechos humanos
EE UU recorta la ayuda militar a Egipto por la represión tras el golpe
El régimen ucranio intensifica la represión en el día más sangriento
Un Obama desbordado por las crisis globales busca apoyos en la ONU
“Es precisamente porque los ciudadanos y la sociedad civil pueden ser tan poderosos que cada vez más gobiernos están haciendo todo lo que pueden para silenciarlos”, afirmó Obama en un foro de la Clinton Global Initiative en el que calificó el apoyo de su país a estos grupos como una “cuestión de seguridad nacional”.

“Desde Rusia a China o Venezuela, se ve una represión implacable, se denigra el disenso legítimo como algo subversivo”, denunció el presidente estadounidense, que también señaló la creciente “intimidación pública” de la sociedad civil en Hungría o Egipto.

En su discurso, Obama rindió homenaje a los activistas que han pagado con sus vidas su defensa de una sociedad civil más fuerte y abierta en países como Rusia, Libia o Camerún. Y también hizo un fuerte llamamiento a la liberación de otros activistas encarcelados como el líder opositor venezolano. “Nos solidarizamos con los que están detenidos en estos mismos momentos. En Venezuela, Leopoldo López, en Burundi, Pierre-Claver Mbonimpa, En Egipto Ahmed Maher, en China, Liu Xiabo y ahora Ilham Tohti, en Vietnam el padre Ly. Y tantos otros”, enumeró Obama.

Todos ellos “merecen ser libres. Deberían ser puestos en libertad”, sostuvo el mandatario, cuyo gobierno, pese a haber criticado en reiteradas ocasiones la situación de las libertades en Venezuela, se ha negado hasta ahora a ceder a las fuertes presiones del Congreso para que imponga sanciones duras a los dirigentes del país sudamericano, limitándose hasta la fecha a revocar o denegar visados a un “grupo” de altos funcionarios venezolanos. 


Obama coincide estos días en Nueva York con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien el miércoles pronunciará su primer discurso como mandatario ante la Asamblea General de la ONU. Unas palabras que su par estadounidense probablemente se perderá, puesto que a esas horas Obama estará presidiendo una reunión sobre combatientes extranjeros en el Consejo de Seguridad —al que Venezuela espera entrar el año próximo— y, más tarde, atenderá la asamblea anual de la Alianza de los Gobiernos Abiertos con el mexicano Enrique Peña Nieto.

lunes, 14 de julio de 2014

Mamá, yo quiero un cadete

Jalabolas izquierdozos contemplando un muñeco de cera... 


El apoyo de partidos de izquierda a los gobiernos militarizados de Chávez y Maduro en Venezuela es oprobioso


PAULINA GAMUS.  EL PAÍS ESPAÑA

                      Habría que retroceder en el tiempo para encontrar algunas respuestas al harakiri de los venezolanos que eligieron presidente a un militar golpista. ¿Qué pasaba por la mente de la mayoría que votó por Hugo Chávez en diciembre de 1998? ¿Cómo fue que esa mayoría creyó el cuento de que el mismo que quiso usurpar el poder por la fuerza de las armas y asesinar a un presidente constitucional, acabaría con la corrupción, la pobreza, la exclusión social y muchos otros lunares en el rostro de la democracia venezolana?
Desde su independencia hasta mediados del siglo XX, la presencia militar fue constante en la vida venezolana. Solo entre 1830 y 1903 hubo un total de 166 revueltas armadas y casi cincuenta años de guerra. Como hecho curioso un dictador militar, Juan Vicente Gómez, quien gobernó con mano de hierro a Venezuela durante 27 años y llenó la cárceles de presos políticos, se rodeó de ilustres juristas y profesionales de otras áreas para pacificar al país y comenzar a dar forma a la institucionalidad venezolana. Era militar, pero su gobierno no lo fue. A Gómez lo siguió el general Eleazar López Contreras, designado a dedo por él, quien abrió unas rendijas a la democracia. Lo siguió otro general, Isaías Medina Angarita, demócrata en su condición humana pero negado a permitir que los venezolanos decidieran con el voto su destino político. Ambos gobernaron con civiles de reconocidos méritos. Fueron militares pero no militaristas. La negativa de Medina Angarita a permitir el voto universal, secreto y directo para elegir al sucesor, provocó el golpe cívico militar o revolución de octubre en 1945. Los dos tenientes coroneles que compartieron el poder con el presidente civil Rómulo Betancourt, simularon aceptar el compromiso de no aspirar ninguno de los tres a la elección presidencial. Pero antes de un año de estar en el cargo Rómulo Gallegos, el primer presidente electo de manera democrática, fue derrocado por esos militares. 
Marcos Pérez Jiménez instauró una dictadura de diez años, los militares tuvieron salvoconducto para abusos de todo tipo: bastaba una gorra militar colocada en la parte trasera de algún vehículo para que los demás conductores supieran a qué atenerse. La dictadura de Pérez Jiménez fue militar, pero los militares estaban en sus cuarteles, no desfilaban con proclamas y juramentos de fidelidad al dictador ni se llamaban a sí mismos perezjimenistas. Eran militares a secas. Fueron esos militares quienes precipitaron la huida del dictador el 23 de enero de 1958 y abrieron el camino hacia la democracia que duraría cuarenta años. La huelga general de los días 21 y 22 de ese mes de enero, fueron determinantes en la caída del régimen. Pero Pérez Jiménez no habría abandonado el poder si sus compañeros de armas no le quitan la alfombra. Imposible pasar por alto que las Fuerzas Armadas leales al dictador durante diez años, fueron las mismas que combatieron con éxito y sin vacilaciones, la guerrilla castrocomunista que quiso acabar con el sistema democrático en los años 60 y comienzos de los 70.
Tanta y tan seguida fue la primacía de los hombres de uniforme que hasta los civiles más civiles se contagiaron con la enfermedad crónica del militarismo. De mi remota infancia guardo el recuerdo de una canción que nos enseñaban en la escuela: “Plan rataplán los soldados pasaron, plan rataplán redoblando tambores, marchan los soldados al compás de su tambor”. El himno del partido socialdemócrata Acción Democrática, fundado en 1941, dice en su primera estrofa: “Adelante a luchar milicianos, a la voz de la revolución”. Su autor fue Andrés Eloy Blanco, el poeta más querido y popular de Venezuela y el ser humano más pacífico y pacifista que uno pudiese encontrar. Al lado de ese himno, está otro no menos solemne y hermoso con letra también de dos insignes y más que pacíficos poetas: Luis Pastori y Tomás Alfaro Calatrava. Ese himno que hemos cantado con emoción todos los que pasamos por la Universidad Central de Venezuela, dice en su primera estrofa: ”Campesino que estás en la tierra, marinero que estás en el mar, miliciano que vas a la guerra con un canto infinito de paz”. ¿Miliciano y guerra? ¿Dónde, cuándo y cómo? ¿Por qué? Allí no queda la cosa, la Venezuela de mis años mozos, la misma que sufría la dictadura militar de Pérez Jiménez, bailó y coreó entusiasmada una canción de la orquesta más popular, la Billo’s Caracas Boys, que decía “Mamá, yo quiero un cadete de la escuela militar, a ver si se compromete porque me quiero casar”. 
Aunque resulte duro reconocerlo, los gobiernos de las cuatro décadas democráticas, tuvieron siempre un trato de mírame y no me toques con los militares. Los sabían demócratas pero no hasta cuándo Y con esos gobiernos comenzó la práctica de colocar militares en cargos de apagafuegos en gobernaciones y organismos o empresas del Estado. Algunos de esos militares, aunque muy contados, tuvieron éxito. Con Chávez se inaugura no solo la militarización del gobierno , sino también la politización del mundo militar. La inspiración para ese modelo no hay que buscarla en Cuba ni en la mayoría de las dictaduras militares que pisotearon los derechos humanos y ciudadanos en distintos países de la América latina. La más cercana sea quizá la de Chapita Trujillo en República Dominicana y la más parecida la de Corea del Norte desde Kim Il -Sung, hasta Kim Jung-Un, pasando por Kim Jong -Il. El culto a la personalidad, la transformación de los hombres de armas en la guardia pretoriana del gobernante y la presencia atropellante de militares en cargos públicos, con licencia para robar, comenzaron con Hugo Chávez y son una realidad opresiva con su incremento en el gobierno del civil Nicolás Maduro. Tan opresiva que el presidente es el primer prisionero del poder militar. 
Es oprobioso, por decir lo menos, el apoyo de partidos e individualidades de izquierda a los gobiernos de Chávez y Maduro. Argentinos y uruguayos que vivieron exiliados en Venezuela por causa de las dictaduras militares de sus países, hoy miran para otro lado ante la obscena militarización de la vida venezolana. Ni se enteran de cómo, paso a paso, han sido los militares quienes han organizado la represión brutal de las protestas ciudadanas. La explicación es muy simple: Chávez se declaró antiimperialista y Maduro continúa esa misa en escena. Si Hitler en vez de ser anticomunista se hubiese manifestado antiimperialista, esa izquierda seria nazi. Y volviendo a los militares ¿qué pasará cuando Venezuela retome la senda democrática? Mutarán, tienen esa cualidad.

Paulina Gamus es abogada y analista política venezolana

martes, 24 de junio de 2014

Alberto Casillas recrimina a Pablo Iglesias su asesoría al Gobierno venezolano.

Pablo Iglesias, asomándose detrás un árbol, inútil elemento para ocultarse ante la opinión pública.

OPINIÓN

Juan Yáñez

                                Simplemente un pillo que se benefició del dinero venezolano que disponía a su antojo el fenecido líder del "Socialismo del siglo XXI". Catastrófica visión, de un demente que se creyó un iluminado para cambiar al mundo a fuerza de billete. Por supuesto Iglesias, cabecilla de una minoría de "escaladores" que acaba de descubrir los beneficios del agua tibia, jaló para su lado aquella repartija de dinero mal habido y aprovechando la circunstancia le jaló a Chávez tanto, que quedó guindando en la opinión pública. Hoy no deja de ser un  menospreciado mas por su interesada adhesión al chavismo y su aspecto no difiere del de un malhechor, común y corriente, un oscuro oportunista con poco que ofrecer y menos aún virtud. 
......
/ EL PAÍS/ LIVE

El camarero del 25-S increpa a Pablo Iglesias en un desayuno informativo.

Pregunta al líder de Podemos si asesoró al Gobierno venezolano en la "represión" contra su hija.



Iglesias: “El terrorismo ha causado dolor, pero también tiene explicaciones políticas”

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido increpado este lunes durante un desayuno informativo por el camarero que se enfrentó a los antidisturbios durante los incidentes registrados en Madrid tras la protesta Rodea el Congreso del 25 de septiembre de 2012. Alberto Casillas Asenjo residió en Venezuela durante más de 20 años y ha interrumpido el acto de Iglesias para preguntar al politólogo si asesoró al Gobierno venezolano en la "represión contra su hija".

"Mi esposa no puede comprar papel higiénico ni comida ¿Ha asesorado al Gobierno de Venezuela en eso?", ha denunciado a gritos Casillas. "En Venezuela están matando a los jóvenes", ha agregado, antes de ser desalojado de la sala por un guardia de seguridad.

Ya fuera del hotel, Casillas aseguró a EL PAÍS que le ha enviado a Iglesias varios mensajes por Twitter para que le responda si ha asesorado o no al Gobierno venezolano, pero este no le ha respondido. “He vivido por más de 20 años en Venezuela, antes y después de Chávez. Me tuve que venir porque no se puede vivir en la represión de ese país”, ha añadido.

Tras el incidente, Iglesias ha asegurado que "jamás" ha asesorado "para que repriman a nadie ni para que golpeen a nadie" —líderes de la fundación relacionada con Podemos, entre ellos Iglesias, cobraron 3,7 millones de Chávez en 10 años—. "No he asesorado para que dejen a nadie en una situación económica difícil ni para que muerdan el cuello a los niños y les saquen la sangre", ha manifestado el portavoz de la formación, antes de asegurar que la intervención del hombre es "sintomática del miedo que tienen los que no se atreven a discutir con prudencia y buenas formas y con argumentos".


"En América Latina, en los últimos años, han pasado cosas muy interesantes, y se puede debatir con argumentos. Pero, desde la amenaza, desde el grito y desde la crispación, es muy difícil discutir. Estaré encantado de discutir de cualquier tema con cualquier persona", ha apostillado.

domingo, 18 de mayo de 2014

Desde lejos



TULIO HERNÁNDEZ

18 DE MAYO 2014 - 00:01

                                     Desde lejos, Venezuela se ha convertido en un sufrimiento. Un dolor. Una urgencia. Una parte adolorida y distante del corazón. Al menos así ocurre para una buena parte de los venezolanos establecidos en el extranjero que tienen una posición crítica ante el régimen rojo y militar.
Para quienes vivimos dentro el país es también, por supuesto, una angustia. Motivo de pesadumbre y convocatoria a la acción. Pero desde lejos la sensación se hace compleja. La incertidumbre y la obsesión por informarse aumentan y el pesar, combinado en algunos casos con ataques de culpa, pesa tanto como la impotencia. Al menos eso es lo que pude percibir por estos días cuando he tenido la oportunidad de conversar con diversos grupos de venezolanos que, por diferentes razones, se han radicado en España.

Lo primero que impacta es el número. Nadie sabe con exactitud cuántos son, pero es cada vez más frecuente tropezarlos al azar o saber de amigos, alumnos o compañeros de trabajo de otros tiempos que hace rato viven en Madrid, Cataluña o cualquier otro lugar. Los hay con papeles o sin ellos y algunos, como los hijos de españoles que han regresado al lugar de origen familiar, con doble nacionalidad. Hay muchos profesionales, unos con trabajos estables, otros subempleados, profesores universitarios, médicos, abogados, pero también, y venciendo viejas tradiciones nacionales, empresarios exitosos, mesoneros, cajeros de tiendas y hasta con un guía turístico tropecé.

El incremento de la conflictividad del país los ha hecho cambiar. Personas que conocí acá años atrás absolutamente desligadas de la política hoy son activistas de diferentes organizaciones que existen por toda España. Recientes unas, y otras, como la Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid, con largos años de existencia haciendo trabajo opositor. Amigos antes reacios a los símbolos nacionalistas hoy portan entre sus ropas aunque sea un pequeño distintivo tricolor. La mayoría confiesa haberse convertido en predicadores y no pierden oportunidad para explicarles a amigos, vecinos o al taxista, incluso sin que les hayan preguntado, qué está pasando en Venezuela y a qué tipo de régimen totalitario nos enfrentamos.

Y, como ocurre dentro del país, también hay tendencias y conflictos entre partidos y bandos que apoyan o se oponen, unos al diálogo, otros, a la protesta violenta. En las redes sociales se generan agrios intercambios y tuve la oportunidad de presenciar debates entre algunos que, con los ojos enrojecidos por un llanto que no querían dejar salir, sostienen que la guerra civil es inevitable, que ya comenzó pero no nos hemos dado cuenta; otros, convencidos de que ahora sí se está instalando una dictadura con todas las de la ley, y quienes esperanzados afirman que, antes de diciembre, Maduró cae y la convivencia entre diferentes volverá. Como antes.

La angustia es grande y compartida. Es imposible sentarse con otro venezolano sin que una buena parte del tiempo se dedique al tema político y, aunque se intente eludir, la figura del presidente muerto se asoma siempre, fantasmal. Algunos, incluso, reconocen que se sienten como los legendarios emigrantes cubanos que llevan ya más de cincuenta años en Miami hablando día y noche de la isla de la que fueron echados y del criminal de Fidel.

A comienzos de la semana me conseguí con un trío, dos mujeres y un hombre, que salían de ver Azul y no tan rosa, la película venezolana que obtuvo recientemente el Premio Goya. Tenían los ojos blandos de quien acaba de llorar. Y así era. Me contaron que al momento de la secuencia del viaje de los protagonistas a Mérida, mirando los paisajes de los valles de Aragua, los llanos y las montañas andinas, se descubrieron llorando amargamente y, lo más impactante, que en la sala había otras personas llorando igual. En la salida se reconocieron, otros venezolanos, y se saludaron solidariamente.

De regreso, ya sentado en el avión, cierro los ojos, recuerdo sus rostros y pienso que, de lejos, tu país puede ser también un mal presagio. Una razón para llorar.


Fuente: El Nacional, Caracas

sábado, 19 de abril de 2014

Gral. Vladimir Padrino López y la Justicia militarizada en Venezuela


¡Moral y luces, general...!

Es triste decirlo, pero este general, aparte de “soles”, pareciera no haber aprendido lo que es un militar y para qué sirven las fuerzas armadas de un Estado. Insiste en la infantil tesis, que existe una “´doctrina´ que dejó el presidente Chávez”.

ENRIQUE PRIETO SILVA  Tal Cual





                                A pesar del temor que existía sobre la polémica del “dialogo” con Maduro la lógica nos dio la razón. No se puede esperar acciones racionales de quien no tienen espíritu ni formación para ello, pero era más irracional desaprovechar la oportunidad “en cadena nacional”, para develar verdades cada vez más temidas y vedadas.
Allí están los resultados, tan claros y precisos, que irrumpieron en el mundo con más claridad que el amanecer. Nunca antes en estos 15 años pudimos entender el discurso militaroide y comunisteoide, de quienes se autocalificaron de "socialistas del siglo xxi”. Más grave aún, intentar calificarlo de “humanista” evocando la visión absurda del difunto cuya conducta distaba mucho de ser humana.
Del balance podemos decir, que la institución o ente que salió con la mayor fractura y calificación antidemocrática fue la FAN, acusando su alto mando el castigo del subalterno, que no tiene ni pueden justificar su errada conducta, como quiere hacerlo, inculpado a “antiguos jefes militares” que según el general Padrino López, “subestiman la conciencia patriótica y constitucional que tiene la FANB”.
¿De cuando acá, una institución tiene conciencia? Como dice, “es imposible que se considere represores a los militares por su actuación en las protestas”, asegurando que en las redes sociales existe una “´campaña mediática´ en contra de los funcionarios”.
Es triste decirlo, pero este general, aparte de “soles”, pareciera no haber aprendido lo que es un militar y para qué sirven las fuerzas armadas de un Estado. Insiste en la infantil tesis, que existe una “´doctrina´ que dejó el presidente Chávez”.
Decimos infantil, porque en lugar de utilizar términos estratégicos, que es el “arte del general”, habla de que “en el pasado salían en línea de tiradores sin formación ni doctrina” (¿Puede alguien interpretar que quiso decir?), agregando que “nos declaramos los protectores del pueblo, defensores de la constitución y defensores de la paz”.
¿Sabrá Padrino que es una Constitución? Tal vez aprendió con el ignorante Maduro. Sin discurso político niega la militarización del país, a pesar de la realidad existente, justificando la FAN en contra de las manifestaciones estudiantiles y protestas generalizadas, mediante el uso de armas de fuego (escopetas cargadas con cartuchos de plástico adulterados con metras como perdigones) en una supuesta participación en el “desarrollo nacional” ¡Qué triste es esta apreciación del máximo conductor militar de nuestro país!
Quien confunde acciones represivas de manifestaciones con desarrollo nacional. Pero de mayor gravedad, que trate de hablar de constitucionalidad, cuando ordena el uso de la FAN en “control del orden público”, a pesar de que el artículo 332 de la CRBV establece que esta actividad es estrictamente civil. El mantenimiento del “orden interno” asignada a la GN en el Art. 329 no se debe confundir con “orden público”.
El Art. 68, prohíbe el uso de armas de fuego y gases tóxicos para el control de manifestaciones, lo contrario de la conducta errada de la GN y la PN, quienes han creado la violencia. En destemplada visión dice que “solo 97 de 22 mil funcionarios están presuntamente vinculados con tratos crueles y torturas, que solo representa el 0,4% de toda la fuerza pública”.
¡Qué triste apreciación! Medir el honor, la ética y el desempeño de la Institución militar por porcentaje de delincuencia, pero no refiere las violaciones constitucionales en conchupancia con el poder judicial para hacer allanamientos de domicilio y detenciones sin flagrancia por presunciones fútiles e injustas, procesamientos judiciales en cuarteles sin garantías constitucionales.

Da tristeza, oír a un oficial de la FAN que porte seis soles sobre sus hombros convertido en actor principal de esta tragicomedia calificándola “golpe de estado”.
                                                                                                                                               @Enriqueprietos

EL BLOG OPINA

                         Desde Bólivar, autor de aquella célebre frase "Moral y luces..." poco se ha arado en Venezuela. Hoy a pesar de que ya hemos pasado la primera década y dentro de unos meses entramos en los primeros tres lustros del siglo veinte y uno, las cosas aún están como entonces. Vergüenza ajena es lo que sentimos cuando un general de las FANB no alcanza a llegar al bombillo, que de tan bajo que está no es necesaria una escalera para cambiarlo cuando se ha quemado. Hasta un niño quedaría en ridículo ante el raciocinio que ostenta este militar. En todo caso, la ignorancia está por encima de la educación, la ética y las más elementales normas de convivencia y allí está el peligro. Solo ahora quedaría que se ofendiera ante esta crítica y tengamos que aguantarle o sufrirle quien sabe que represalia... 

domingo, 20 de octubre de 2013

Voces del silencio Mario Vargas Llosa


PIEDRA DE TOQUE. El libro de la periodista Emily Parker demuestra el poder de Internet para sortear la censura gracias a los blogueros que actúan en países totalitarios como China, Cuba y Rusia




Aunque no soy un usuario entusiasta de Internet, reconozco que su aparición ha hecho crecer de una manera notable la libertad de expresión en el mundo e infligido un golpe casi mortal a los sistemas de censura que los gobiernos autoritarios establecen para controlar la información e impedir las críticas. Me ha convencido de ello Emily Parker, antigua periodista de The Wall Street Journal y The New York Times, que en un libro de próxima publicación en los Estados Unidos pasa revista a la revolución que han significado la web y las redes sociales en China, Cuba y Rusia en el campo de la información.
Su libro se titula Now I Know Who My Comrades Are (Ahora sé quiénes son mis camaradas), se subtitula Voicesfrom the Internet Underground (Voces del Internet clandestino) y, aunque es un reportaje documentado y riguroso, se lee con la excitación de una novela de aventuras. Emily Parker habla mandarín y español, ha conocido y entrevistado a la mayor parte de los blogueros más influyentes y populares en aquellos tres países y se mueve con total desenvoltura en el mundo de catacumbas en el que aquellos suelen operar, desde el cual han establecido las relaciones digitales que los conectan con el mundo y desde el que han devuelto la esperanza de progreso y de cambio democrático a decenas de miles de sus compatriotas que, antaño, vivían paralizados por la apatía, el miedo y el pesimismo. Hace tiempo que no leía un libro tan entretenido y a la vez tan estimulante para la cultura de la libertad.
No se crea que Emily Parker idealiza excesivamente a los personajes que pueblan su libro, presentándolos a todos como esforzados paladines del progreso y desinteresados idealistas, dispuestos a ir a la cárcel y hasta perder la vida en su lucha contra la opresión. Nada de eso. Junto a admirables luchadores guiados por convicciones y valores principistas, hay también oportunistas y casquivanos, así como aventureros y escurridizos de inapresable filiación y, acaso, hasta infiltrados y espías del gobierno. Pero todos ellos, queriéndolo o no, haciendo lo que hacen, han logrado que retrocedan y a veces se volatilicen los frenos y controles que permitían a las dictaduras manipular la información y conseguido que en la gris monotonía de esas sociedades embridadas de pronto las verdades oficiales pudieran ser cuestionadas, desmentidas, reemplazadas por verdades genuinas, y que el silencio se llenara de voces disidentes y un aire renovador, juvenil, esperanzado, y empezara a movilizar a sectores sociales que hasta entonces parecían petrificados por el conformismo.
La revolución digital ha producido en China los mayores cambios, difíciles ya de atajar
Si el testimonio de Emily Parker es exacto, y yo creo que lo es, de los tres países sobre los que escribe, donde la revolución digital ha producido mayores cambios y donde estos parecen haber alcanzado una dinámica difícil de atajar es en China, en tanto que en el que los cambios son menores y más susceptibles de ser víctimas de una regresión es Cuba. Rusia parece dar manotazos en un mar de incertidumbre en el que cualquier cosa puede ocurrir: un discurrir violento hacia más libertad o un retroceso no menos traumático y veloz hacia el autoritarismo tradicional.
Una de las conclusiones más alentadoras de este ensayo es que la revolución tecnológica que hizo posible Internet no sólo es un arma poderosa para combatir a las dictaduras; también, para dar un derecho a la palabra a los ciudadanos comunes y corrientes en las sociedades abiertas de modo que el derecho de crítica deje de ser una prerrogativa de ciertas instituciones y órganos de expresión, y puede extenderse y subdividirse sin límites, exponiendo a la vigilancia y la crítica del conjunto de la sociedad a los propios medios de comunicación. De esto puede resultar, desde luego, una cierta anarquía informativa, pero, asimismo, un sistema en el que la libertad de expresión esté permanentemente sometida a prueba y a perfeccionamiento y discusión.
Los blogueros, talentos y genios de las redes sociales suelen ser tan extravagantes y pintorescos como los artistas —con sus manías, estilos y ambiciones— y uno de los grandes méritos de Emily Parker es retratarlos en su libro no sólo prendidos a sus ordenadores y enviando sus mensajes a través del éter a la miríada de invisibles seguidores y amigos con que mantienen contactos digitales, sino en la intimidad familiar, en los cafés o antros donde se refugian, en el seno de sus familias, en los mítines políticos que promueven o en los escondites donde suelen desaparecer cuando son perseguidos. Eso hace que este libro esté lleno de color y de vida plural, donde la política, la cultura, los problemas sociales y económicos no aparecen nunca como realidades abstractas y desencarnadas, sino humanizados en individuos de carne y hueso, con sus grandezas y miserias y en unos contextos que permiten medir mejor los logros que han obtenido así como sus fracasos.
Descuella por su apostura el disidente ruso Navalni, que sigue milagrosamente vivo
Algunos de estos personajes se quedan en la memoria del lector con la vivacidad y el dinamismo de los protagonistas de una novela de Joseph Conrad o André Malraux. Por ejemplo los chinos Michael Anti (Zhao Jing) y He Caitou, los cubanos Laritza Diversent, Reinaldo Escobar y Yoani Sánchez, y el ruso Alexéi Navalni aparecen en estas páginas con unos perfiles tan dramáticos y notables que parecen provenir más de la ficción que de la pobre realidad. Navalni, sobre todo, cuya historia ha dado ahora la vuelta al mundo gracias a su última peripecia que lo llevó a la cárcel y lo sacó de ella para ser candidato a la alcaldía de Moscú, en unas elecciones en las que obtuvo tres veces más votos que los que predecían las encuestas (y probablemente muchos más que los que dijeron los resultados oficiales).
Es un milagro que Alexéi Navalni esté todavía vivo, en un país donde los periodistas muy críticos del régimen que preside el nuevo zar, Vladimir Putin, suelen morir envenenados o asesinados por hampones como la valiente Anna Politkovskaya. Sobre todo porque Navalni comenzó su carrera de bloguero denunciando con pruebas inequívocas las corruptelas y tráficos delictuosos de las grandes empresas (privadas o públicas) y exhortando a sus usuarios o accionistas a emprender acciones legales contra ellas en defensa de sus derechos. No sólo sigue vivo, después de haber calificado a Rusia Unida, el partido de gobierno, de El Partido de los Estafadores y Ladrones, sino se ha convertido en una verdadera fuerza política en Rusia: ha convocado manifestaciones de oposición con asistencia de decenas de miles de personas y es una figura internacional, que habla varios idiomas, domina gran variedad de temas e impresiona por su simpatía y su carisma. En las páginas de este libro descuella sobre los otros disidentes por su apostura, su elegancia, pero también porque es imposible precisar en su caso dónde comienzan y dónde terminan sus ambiciones, sus convicciones y sus principios. No hay duda que es excepcionalmente inteligente y valiente. ¿Pero es también un demócrata genuinamente guiado por un afán de libertad o un populista ambicioso que detrás de todos los riesgos que corre esconde sólo un apetito de poder y de riqueza?
Leyendo este libro es difícil no sentir una gran tristeza por ver los estragos que el totalitarismo ha causado en China, Cuba y Rusia. Todos los progresos sociales que el comunismo pudo haber traído a sus pueblos no compensan ni remotamente el atraso cívico, cultural y político en que los ha sumido, y los obstáculos que ha sembrado para que puedan aprovechar sus recursos y alcanzar el progreso y la modernidad en un ámbito de coexistencia democrática, legalidad y libertad. Es clarísimo que ese viejo modelo está muerto y enterrado, pero, aún así, librarse de él definitivamente les significará tiempo y sacrificios. El libro de Emily Parker muestra el invalorable servicio que ha venido a prestar en esta tarea Internet, la gran transformación de las comunicaciones de nuestro tiempo.

© Derechos mundiales de prensa en todas las lenguas reservados a Ediciones EL PAÍS, SL, 2013.
© Mario Vargas Llosa, 2013.

lunes, 24 de junio de 2013

La Casona: De residencia presidencial al descuido total

abril 24, 2013 12:12 pm


Imponente e infranqueable, La Casona más que una vivienda aparenta ser un fuerte. Nada queda de los tiempos en que los vecinos se congregaban en la placita contigua a la residencia presidencial, en la urbanización Santa Cecilia, a escuchar la banda marcial. “Ahora ni siquiera se puede caminar por ahí. Tenemos que rodear la casa y de paso los jardines están descuidados”, afirma Carmen de Contreras.
Ni siquiera quienes crecieron en sus alrededores saben a ciencia cierta lo que ocurre dentro o quiénes la habitan. Afirman que son los hijos del fallecido presidente Hugo Chávez quienes ocupan el lugar, pero nadie los ha visto entrar o salir de la otrora hacienda capitalina. Tampoco se sabe si Nicolás Maduro usará el inmueble como residencia.
El primer Presidente en ocupar la casa fue Raúl Leoni. Su hija, Carmen Sofía Leoni, aún recuerda el esfuerzo que hizo su madre para convencer a Elisa Ruiz de Brandt para que les vendiera la hacienda y luego para decorarla y amueblarla, hasta que fue inaugurada el 19 de marzo de 1966.
Carmen América Fernández ­–mejor conocida como Menca de Leoni– junto a Helena Chapellín, Carlos Moller y Luis Alfredo López Méndez fueron los responsables de decorar la vivienda.
“Por estar recién inaugurada en principio se recibían muchas visitas de la comunidad, aunque no de forma organizada, porque tampoco había un personal de apoyo dedicado a esto. Con la primera presidencia de Rafael Caldera, se crea el despacho de la Primera Dama y Alicia Pietri comenzó formalmente con las visitas guiadas. Eso se hizo costumbre”, afirmó Leoni.
Las visitas guiadas fueron suspendidas a principios de la década de 2000.
La última residente oficial de La Casona fue Marisabel Rodríguez, que a su llegada recibió un inventario detallado de todos los bienes. “Así se hizo sucesivamente desde que mis padres la entregaron a los Caldera hasta que estos la entregaron a la familia Chávez”, asegura Leoni, que agrega que actualmente nadie sabe qué es lo que hay en la vivienda o en qué estado se encuentra.
En una entrevista concedida a la periodista Mariahé Pabón, Rodríguez contó que empacó algunas piezas y sillas y las guardó en el sótano para evitar que se deterioraran.
Inventario de bienes.
La Casona forma parte del catálogo de bienes patrimoniales con los que cuenta el municipio Sucre. El Instituto de Patrimonio Cultural es el responsable de su custodia. Raúl Grioni, presidente del IPC, subraya que el ente no tiene responsabilidad en el cambio de usuarios de la edificación ni han solicitado un inventario de las obras allí resguardadas. Explica que nada se puede mover de esa casa sin la autorización del ente y que sólo intervienen en caso de que se vaya a hacer un cambio en la estructura que afecte los valores que le otorgan su carácter patrimonial: “Si nos ponemos a escarbar sería entorpecer la tarea de quienes usan el inmueble. Se presume que lo están haciendo bien, como en el caso de otros bienes patrimoniales públicos o privados”.
La desinformación nutre los rumores sobre lo que sucede en La Casona, alimentados por fotos que de cuando en cuando aparecen en las redes sociales. “Los vecinos reportan fiestas y ruidos molestos, cuando esa es una casa de familia y quienes allí vivan deben comportarse con la seriedad del caso”, subraya Soledad Morillo Belloso, periodista y escritora que tuvo la oportunidad de visitarla desde que era una niña, y asegura que existe un Manual de Uso, Protocolo y Mantenimiento de la residencia presidencial que especifica hasta la forma en que deben limpiarse los pisos.

Exigencias ciudadanas 
La Casona fue concebida para que vivan los presidentes y sus familiares dependientes. Como vivienda del vicepresidente existe La Viñeta, localizada en Fuerte Tiuna. Soledad Morillo Belloso, periodista y escritora, opina que existen unas normas que deben ser respetadas: “Lo más hermoso del país está concentrado en La Casona. Ahí no puede vivir el que le dé la gana. Si se dio un tiempo de cortesía a la familia Chávez por las circunstancias difíciles que pasaron, esto debe ser superado, de lo contrario se estaría usufructuando un bien que es patrimonio de la nación”.
Hannia Gómez, presidenta de Fundamemoria, abogó por la creación de un protocolo de visitas, que haga de la casa un área para el disfrute de todos los ciudadanos. Iris Rangel, presidenta de Apahive, solicitó al IPC hacer una inspección y dar cuenta de lo que sucede en el inmueble. EB/El-nacional.com
abril 24, 2013 12:12 pm


Gráficas y texto: dossier33.com

EL BLOG OPINA

                              Poco queda para opinar. La nota es suficientemente explícita. Un valioso patrimonio nacional que lamentablemente ha sido olvidado por aquellos a los que les corresponde gobernar. Allí registra el inventario muchas obras de arte y objetos decorativos de inestimable valor, del que nada se sabe a ciencia cierta. 

jueves, 23 de mayo de 2013

Caballo Criollo Venezolano





Al Rescate de "EL PATRIOTA OLVIDADO"
(El Caballo Criollo Venezolano)
Breve Reseña del Caballo que llegó a Hispanoamérica:
La fenotípica de los pocos caballos criollos puros que aún existen en Venezuela demuestran que, contrariamente a lo que muchas personas expresan, esta caballada no desciende directamente del caballo Andaluz, sino que apunta a características raciales fenotípicas de un caballo diferente, por otra parte algunos registros históricos así lo constatan. 

Para abordar las características raciales del caballo criollo es importante reseñar brevemente la historia del caballo en la Península Ibérica. Según el médico veterinario Gavín, A., de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León – España, comenta que esta especie aparece en esa región a principios de la edad de hierro, además, concluye en su revisión que de esta zona descienden casi todos los caballos que llegaron a América en la época de la Conquista. Pero, también se conoce que en el milenio anterior a la venida de Jesucristo, Plinio El Viejo confirmaba la existencia de tres morfotipos de caballos en la Península, los cuales son:
--> 
Comparación entre los dos caballos Ibéricos primitivos: el pony Ibérico (hoy conocido como Garrano) y el caballo Ibérico que evolucionó hasta el caballo Lusitano de nuestros días (adaptado de Farinha y Correia, 2005)
1) El Ibérico, fue introducido por el sur en la Península Ibérica por los Bereberes, se extendieron por esos lares recibiendo la denominación de iberos. Este morfotipo poseía una morfología semejante a la del caballo africano berberisco, se caracterizaba por presentar un cuerpo regular, bella cabeza y ancas feas, de medidas eumétricas y de tipo mongólico, de perfil convexo y grupa redondeada.

2) El Fieldón, era un ejemplar eumétrico, de unas siete cuartas de alzada de tipo tarpanico, con una cabeza grande de perfil recto, cuello corto y recto, pecho estrecho y una grupa tendiendo a la horizontalidad. Una de las características más resaltantes de este morfotipo era el paso en ambladura o andadura. Se dice que eran caballos grandes y de valor.

3) El Asturcon, es un caballo de menor tamaño, usualmente de zonas montañosas, pero confinado a la zona de Asturias. Este morfotipo no tuvo mayor influencia en la formación de la caballada ibérica por las limitaciones topográficas.

Con la conquista de los árabes a la región, ellos seleccionaron y mejoraron al caballo que allí encontraron, quizás hicieron algunas cruzas con caballos indígenas de la Península como por ejemplo el Soraya, y obtuvieron el caballo del Al-Andaluz o Andalucí. Posteriormente, cuando los cristianos reconquistarían sus tierras, crearon una yeguada en Valdeburón, cerca de los Picos de Europa, donde se criaban caballos Fieldones, dando origen a la raza Castellano-Leonesa. Esta se caracterizaba por no ser muy grandes, pues no solían rebasar las siete cuartas de alzada, su cabeza era grande, recta y descarnada, su cuello corto recto y delgado, su cruz alta, su dorso semirrecto, ancho, aplomos regulares, articulaciones enjutas y con pelo basto.
Con esta raza de caballos los cristianos hicieron toda la reconquista de la Península, se comenta que en aquellos tiempos, en los que se peleaba con armaduras y arneses de hierro y donde el caballo sufría la fatiga de la guerra cargado con 13 a 14 arrobas de peso (la arroba equivale a 25 kg), prueban con suficiencia la abundante bondad y guapeza de los caballos Castellanos-Leoneses en la edad media. Durante esa época se produce el enfrentamiento de dos religiones, dos culturas, dos tácticas de guerra, dos caballerías y por supuesto, de dos tipos de caballos. 

Como anécdota curiosa, se registró que los Cristianos como táctica de guerra trataban de arrollar al enemigo mediante el choque frontal, con una formación en bloque, con caballeros cubiertos de armaduras, montados a la brida con unos caballos muy fuertes cubiertos también de armaduras y embrazando el lanzón, este era el Caballo Castellano Leones. Por su parte, los Musulmanes trataban de evitar el choque frontal rodeando al enemigo con nubes de flechas hasta agotarlo y acabarlo, usando caballos mas ligeros, los Andalusís, los cuales no llevaban armaduras y los montaban a la jineta.
Representación de Saladino venciendo a Guido de Luriñám, rey de Jerusalén, le arrebata la Santa Cruz, según el códice del Corpus Christi (Hacia1.240. Corpus Christi College. Cambrige).

Años más tarde, Alfonso VIII en la Batalla de la Navas de Tolosa, abre el paso de Despeñaperros hacia al Valle de Guadalquivir. Gracias a él, Fernando III penetra con sus tropas, y finalmente después de 28 años de guerra conquista todo el Al-Andaluz, excepto el reino de Granada. Una vez dominados los Mudejares se les prohibía la posesión de caballos que les permitieran levantarse en armas, por lo cual ellos se vieron obligados a cruzar sus yeguas con caballos Castellano-Leoneses, dejando las potrancas en España para seguir la producción de mulas y los potros los vendían en Portugal. Del cruce de las yeguas Andalusís con los caballos Castellano-Leones, se dio origen a unos productos de los que la Lafont-Pauloti dijo que “…parecían haber sido creados por la naturaleza para el modelo de la fuerza reunida con agilidad”. Mas tarde, estos caballos comenzaron a llamarse Andaluces y el caballo Castellano-Leones se reservó en este tiempo para las tropas que se enviaban a la conquista de América.


Con los párrafos anteriores se pudiera deducir que la base del caballo criollo hispanoamericano tiene un origen más cercano al caballo Castellano-Leones que al Andaluz. Probablemente, con el tiempo llegasen caballos Andaluces, sobre todo a los Virreinatos de América, pero también han debido llegar algunos ejemplares para ciertos nobles de las Capitanías Generales como la de Venezuela, dando así quizás algunas pinceladas de sangre andaluza a algunos rebaños.
Caballo Criollo Venezolano 
Con el tiempo estos caballos que escaparon y se transformaron en cimarrones, sufrieron los rigores de una selección natural extremadamente dura, ya que además de tener poca oferta forrajera y de muy mala calidad producto de la acidez de las tierras, a períodos secos y otros de extrema humedad, también tuvieron que enfrentarse a altas cargas parasitarias propias del trópico, entiéndase endoparásitos y ectoparásitos. Estas condiciones solo permitían la supervivencia de los más aptos, eliminado así a aquellos ejemplares de menor resistencia. El resultado final, es sin lugar a dudas, uno de los caballos, por no decir el caballo mas resistente del Mundo, con un genoma que pudiera considerarse como único y que debe tomarse en cuenta como Patrimonio de la Humanidad.
Yegua Criolla Venezolana
La selección natural y la ausencia de criterios zootécnicos, han hecho del criollo un animal de muy poca alzada, de inserciones algo defectuosas y un caballo poco representativo según la apreciación de algunos caballistas. Considerando las premisas de valorar lo importado como mejor, se olvido al caballo venezolano o peor aún se mestizó creyendo que así se mejoraría su raza, el resultado fue, en el mejor de los casos, un mestizo mejorado gracias a la resistencia y nobleza del criollo, el cual en nuestro criterio es El Gran Patriota Olvidado ya que contribuyó a libertar a cinco naciones del yugo español. Sin este patriota, la libertad de la América no hubiese sido posible, ya que el caballo criollo argentino, el uruguayo, el paraguayo, el mejicano y el venezolano tienen todos un tronco común.


Con todo lo anterior se quiere reflejar la guapeza, resistencia y nobleza del caballo venezolano, el cual ha sido y es herramienta fundamental en las labores del campo, pero preocupa que actualmente se esté extinguiendo. Sin duda alguna, los pocos criollos que han sobrevivido siguen gozando de un prestigio ancestral, pero carecen de prestancia, la intención es dirigir todos los esfuerzos posibles a recuperar a este patrimonio nacional y además, se pretende devolverle el galardón que tuvo en su época de gloria. Con ánimos de aclarar conceptos y acabar con falsas creencias, es fundamental comentar que son pocos los verdaderos criollos que quedan y no como piensa el colectivo que todo equino realengo y mal tenido es un caballo criollo. En esos casos se trata de mestizos o ejemplares degenerados que poco o nada tienen que ver con el aún existente y escaso caballo criollo. Son pocos y bien delimitados los reductos de caballos verdaderamente criollos, siendo quizás los más significativos los atajos de algunas zonas de los estados Apure, Guárico y Anzoátegui, entre otras.
Aproximación del Proyecto Piloto:

El objeto del presente proyecto es rescatar y preservar el reservorio genético del caballo criollo, para ello es imperativa la extracción y rescate de vientres seleccionados en una yeguada mínima de 20 ejemplares, así como también de un padrillo escogido. Como condición todos estos ejemplares deben estar libres de anemia infecciosa equina. Dicha selección la realizará un grupo de profesionales y técnicos, con conocimientos específicos del biotipo y se llevará a cabo en las unidades de producción donde es conocida la existencia de reductos de ejemplares pertenecientes al biotipo. 


Una vez seleccionados los ejemplares, serán trasladados al centro piloto en la ciudad de Calabozo-Edo. Guárico, lugar que cuenta con una unidad de producción libre de anemia infecciosa equina, dispone de potreros aptos para los fines de selección, doma racional y reproducción de los caballos. Adicionalmente, se implementará un riguroso plan sanitario y nutricional. 
Cría con estándares calificados
La meta a mediano plazo, cinco años, es lograr mínimo cuarenta ejemplares de caballos criollos con mejor conformación músculo-esquelética y de mayor alzada, para así conservar en una mejor forma toda la actual rusticidad, guapeza y funcionalidad del equino nacional. Una vez alcanzada esta meta, el centro piloto servirá de agente difusor y multiplicador a nivel nacional del material genético resultante, con la misión de fungir como factores reproductores de calidad para las zonas donde se encuentren las yeguadas existentes que así lo requieran.
Caballo Criollo Venezolano. Nombre: "Palo de Agua" Propietario
 Sr. Héctor Jurado
En el país existen instituciones académicas que también se han abocado al estudio del caballo criollo, como por ejemplo, la Cátedra Libre del Caballo Criollo de la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (U.C.L.A.), dirigida por el Doctor M.V. José Luis Canelón, quienes seguramente apoyarán todo proyecto dirigido al rescate del caballo criollo, ya que se vincula al presente proyecto por la comunión de los objetivos planteados, el rescate del “Noble Olvidado”, denominación de dicha Cátedra del Caballo Criollo.

Autores de la nota y material gráfico:
Hector Jurado Capecchi.
Daniel Uranga D.

EL BLOG OPINA

                             Una reseña que merece ser publicada en nuestro blog. El caballo criollo venezolano fue un héroe al igual que tantos patriotas que hicieron a este país digno de los mejores destinos. Hoy estamos en la lucha para devolver a la patria venezolana al honor que le es correspondido...